Terapia Conductual-Cognoscitiva

La terapia conductual-cognoscitiva es una combinación de dos tipos de tratamiento: la terapia cognoscitiva y la conductual.

Con la Terapia Conductual los niños aprenden a cambiar, modificar o controlar el comportamiento.  Puede que haya oído hablar de las técnicas de modificación de conducta más comunes.  Éstas se pueden utilizar para tratar miedos, ansiedad, y problemas de conducta en la escuela o el hogar.

La Terapia Cognitiva o Cognoscitiva se centra en los pensamientos y creencias.  Con esta terapia, las personas pueden aprender a reconocer y cambiar patrones de pensamiento defectuosos o mal adaptados.  La terapia cognoscitiva no se trata de “pensamiento positivo” en el sentido de que siempre hay que tener pensamientos felices.  Es una manera de ganar control sobre pensamientos repetitivos, que a menudo pueden desencadenar la ansiedad.

Las dos terapias a menudo se utilizan juntas, pues son beneficiosas para todos.  Por ejemplo, en medio de una extrema ansiedad, se puede sentir que es imposible ganar control sobre sus pensamientos, y aplicamos técnicas de terapia cognitiva.

Las emociones están completamente ligadas a los pensamientos; una afecta a la otra.  Así que las destrezas de inteligencia emocional se trabajan directamente con estas técnicas, en adición del uso de Terapia de Juego.

Anuncios