¿Es mi niño dotado?

¿Sabía que cerca del 98% de las personas dotadas están sin identificar?  El 70% puede mostrar bajo rendimiento escolar y entre 35% y 50% puede llegar al fracaso escolar, por no estar debidamente evaluados, identificados y atendidos.

Los niños dotados son muchas veces, incorrectamente, diagnosticados con el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad.  Por lo tanto, no reciben la atención correspondiente a sus necesidades.  ¡No espere a que sea demasiado tarde!


Características generales de los niños preescolares dotados

  • Capacidad oral temprana
  • Marcadas habilidades matemáticas
  • Capacidad prolongada de concentración
  • Capacidad temprana de razonar de forma abstracta
  • Interés temprano en el tiempo

Características que pueden poseer los niños dotados en edad escolar

  •  Tienen un nivel de inteligencia por encima de lo normal.
  • Se auto motivan y siempre buscan qué hacer, son creativos.
  • Aprenden rápidamente a una edad temprana.
  • Tienden a ser alertas y contestan rápidamente.
  • Pueden leer y/o escribir a temprana edad.
  • Poseen un vocabulario y habilidad verbal avanzados.
  • Tienen memoria excepcional.
  • Pueden procesar información rápidamente.
  • Operan a un alto nivel de pensamiento y realizan tareas abstractas y complejas.
  • Requieren un mínimo de explicación para comprender.
  • Le disgustan las tareas repetitivas. Se aburren con facilidad.
  • Son grandes observadores, sensibles y detallistas.
  • Observan patrones, relaciones y conexiones donde otros no lo ven.
  • Son extremadamente sensibles a la crítica.
  • Resisten el aprendizaje cooperativo.
  • Tiene un sofisticado sentido del humor.
  • Poseen un alto nivel de energía, en ocasiones descansan poco.

A diferencia de lo que pueden creer muchos, la vida de un niño dotado no es fácil.  Tienen que tratar de adaptarse a las cosas que están hechas para la norma (la mayoría de las personas).  Existen varias alternativas educativas para estos niños, que NO son iguales a las de otros.  Es necesario atender sus necesidades a tiempo para no permitir que caigan en el vacío o dejadez que les provocará el no permitirles que progresen a su propio ritmo. 

El primero paso es la identificación.  ¡Evalúe a su niñ@ con prontitud!